A medida que aumenta el número de bienes de valor entre los valencianos, cobra más importancia asegurarlos ante posibles eventualidades. El problema viene cuando las compañías no cumplen y hemos de optar por realizar una reclamación al seguro en Oviedo. Aunque son situaciones en las que no nos gustaría encontrarnos nunca, lo cierto es que son bastante frecuentes, la buena noticia es que tenemos quién nos defienda.

Esta falta de seguridad puede darse por dos motivos: tenemos cobertura del siniestro pero la aseguradora no quiere pagar (o solo quiere pagar parte) alegando mil excusas que no acabamos de entender, o no está cubierto en nuestra póliza y no lo sabíamos. El primer caso es el que genera más frustración, sobre todo viendo que la compañía no entra en razón y no vislumbrando, precisamente, un camino de rosas para que se haga justicia. La opción más factibles es realizar una reclamación al seguro en Oviedo por parte de un profesional.

Uno de los motivos que puede esgrimir la aseguradora es la presencia de "cláusulas limitativas" en nuestro contrato, que son aquellas que, una vez que se ha producido el siniestro, modifican los derechos del consumidor y, por tanto, la indemnización a percibir. Estas cláusulas son nulas pero no todo el mundo lo sabe. También existen las denominadas exclusiones legales que, aunque están sujetas a la ley, suelen ser la excusa perfecta para no cubrir un siniestro (por ejemplo, en la cobertura de robo, excluir la sustracción de equipajes).

Por suerte para el consumidor existen bufetes de abogados como el de Lydia García, Abogada donde nos ocupamos de reclamar los importes y las garantías contratadas en las diferentes modalidades de seguros. Sabemos que hay mucha letra pequeña y figuras legales en las pólizas de las que se aprovechan las aseguradoras, pero la buena noticia es que todo esto tiene solución.