Por causas de enfermedades de carácter físico o psíquico que sean persistentes, por ejemplo: minusvalías psíquicas o enfermedades irreversibles como Alzheimer que hagan necesario la designación de una persona que sea responsable a la atención y cuidado de la persona y bienes del enfermo.

Los menores de edad también pueden ser incapacitados por determinadas causas que se prevén persistan tras la mayoría de edad.


Le llamamos gratis

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted